Una vez me dijeron que un texto te deja de pertenecer en el momento en que lo rubricas con el punto final. A partir de ahi pasa a ser propiedad de quienes lo leen. Y cada uno tiene su propio texto. De ser cierto tengo que pedirte comprensión, algo de cariño, paciencia y buen humor cuando no pienses como yo...que será en muchas ocasiones.Espero que este blog sea un humilde homenaje a aquellas reuniones nocturnas de nuestros abuelos; leoneses que compartían vivencias y opiniones al calor de la lumbre.
Bienvenido a este lugar que ya es de los dos.

martes, 25 de mayo de 2010

¿QUÉ ESTAMOS CELEBRANDO?

Pensaba que era una cosa mía, un pensamiento personal que no trascendía a las demás personas. Con la subida del IVA, el paro, la crisis etc…de lo que menos se van a preocupar es de los Reyes Leoneses. Hasta que un colega, y sin embargo amigo, me espetó que no entendía el olvido al que se sometía a los Reyes Leoneses. Él me abrió la puerta y yo entré, era algo que llevaba esperando tiempo y pensé que nunca se iba a producir.
Le solté que estaba totalmente de acuerdo en eso. Que me parecía algo vergonzoso, que el tipo este que tenemos por alcalde se estaba llenando la boca con el 1100 aniversario del Reino de León y no tenía ni pajolera idea de lo que hablaba. Le dije, además, que estaba usando el Aniversario como cortina de humo para tapar su mala labor junto con las chapitas de Vamos León y demás zarandajas. Se está aprovechando del pasado de León – seguía yo, que a esas alturas ya había cogido carrerilla y estaba lanzado- para darse baños de multitudes y le importa un bledo todo lo demás. Y encima llega el otro, Chamorro, que sabe lo mismo de Ordoño II que de Amenófis IV y como es el líder supuesto del leonesismo se lanza a la piscina con las cuatro notas que le apunta el bueno de Valderas y deja a todo León en ridículo. Y no se pone ni colorao el nota…-como veis, a esas alturas de la película yo ya estaba encendido-.
En esos momentos, mis colegas ya dormían creo, pero yo seguía el monólogo lamentando que se mezclen churras con merinas, lamentando que se mezcle la capitalidad del Reino con Alfonso IX. Todo en el mismo tiempo, cuando median tres siglos de diferencia entre un hecho y otro, con dos cojones. Total, puestos a celebrar y chupar cámara que no se nos quede nada en el tintero. La verdadera prueba de que todo esto se la pela a estos tíos que nos gobiernan es que no hacen ni el más mínimo reconocimiento a nuestros insignes Reyes. Hablan del Reino de León como quien habla de conceptos abstractos y vacuos por miedo a pillarse las dedos, se quedan en los epígrafes porque les da miedo entrar en el meollo y meter la gambita. Es vergonzoso escuchar a Chamorro un montón de banalidades y conceptos generales para que no le saquen los colores los que saben más que él. Pero mientras van de acto en acto, de foto en foto, de recepción en recepción y de canapé en canapé. Y otro brindis por Alfonso IV o por Ramiro II o por la madre que parió a ambos que total es la misma.
Y lo mismo se puede decir de las esculturas, te plantifican un Reino de León en hojalata o un león rampante o lo que sea. Todo menos honrar lo importante. Mientras, el único homenaje a García I sigue siendo una pequeña y estrecha calle leonesa por la que sólo transitas si te pierdes. Y eso es, en definitiva, lo que celebramos, que un rey allá por el 910 decidió trasladar la capitalidad de su reino a León para poder continuar con la Reconquista desde el más próspero y sureño terreno leonés.
Luego se pusieron a hablar de energía nuclear, creo, o de algo así. Tampoco me hagáis mucho caso.

P.D. La estatua de García I, en el Retiro, sí, sí en el Parque del Retiro de Madrid...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Juraría que es en la Plaza de Oriente y no en el Retiro...

Miguel Ángel González Morán dijo...

No está en el Parque del Retiro http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Garc%C3%ADa_I_de_León.jpg